EL AUTOCONOCIMIENTO

jj

El autoconocimiento es la noción del propio yo, es el proceso de identificación y aceptación de nuestras cualidades y defectos, es tener la madurez de aceptar la imperfección de nosotros mismos, para dar inicio al perfeccionamiento de nuestro propio yo, el autoconocimiento es la base del autoestima que nos ofrece lo mejor de nosotros mismos y de aquí que sea la actividad más importante por realizar antes de emprender cualquier proyecto de trascendencia en nuestras vidas,  tanto en el desarrollo personal, laboral y social.

Es una herramienta para alcanzar el éxito que nos ofrece la oportunidad de alcanzar un mayor conocimiento de nosotros mismos, haciéndonos más efectivos en el cumplimiento de nuestras labores y facilitando nuestra toma de decisiones en las actividades de la vida cotidiana. Cuando nos conocemos, es decir, cuando sabemos que podemos hacer con mayor o menor facilidad, nos aceptamos con nuestros defectos y virtudes consecuentemente, podemos entonces aceptar a los demás, tal como son, porque al final de todo esto un mayor autoconocimiento conduce a un fortalecimiento de la autoestima.

La autoestima positiva produce seguridad en uno mismo y esto influye en nuestro comportamiento de lo cual se deduce un crecimiento personal, una capacidad muy valorada en el trabajo y las relaciones interpersonales, hoy en día las empresas valoran el concepto de autoconocimiento, en un mundo ten agitado, de entornos cambiantes el autoconocimiento es escaso, porque es más frecuente estar pendientes a nuestra aceptación externa, a emitir juicios y a distorsionar nuestra imagen para mostrar aquella que los demás quieren ver, mientras que autoconocerse es algo complejo que requiere honestidad y valentía, pero no te asustes, puedes hacerlo, hay que hacerlo, no hay otra.

Finalmente, no está demás advertir que este proceso no se logra de la noche a la mañana y que debemos mantener durante toda la vida, también cabe anotar que ningún autoconocimiento es total o absoluto, siempre habrá alguna parte de nosotros que nunca vamos alcanzar a conocer y esforzarnos al extremo solo podría ocasionarnos llegar hasta la autocrítica y diálogos internos negativos indeseables en nuestro objetivo.

Algunas recomendaciones que nos ayudaran a alcanzar un mayor autoconocimiento.

Examinar nuestros juicios: Lo importante no es definir lo que se piensa, sino como se piensa, las ideas surgen en el instante en que piensas, pero nuestros juicios se originan en las ideas preconcebidas establecidas normalmente en nuestra niñez y adolescencia.

Sintonizar nuestros sentidos: La información del mundo la percibimos a través de nuestros sentidos dándole forma a la realidad física, información que es interpretada por nuestros juicios a nivel subconsciente dando lugar a la formación de esquemas mentales.

Conectar con nuestras emociones: Nuestros pensamientos están definidos por nuestros sentimientos y no por nuestras ideas, saber que emociones te conducen a ciertas decisiones o comportamientos.

Saber cuáles son nuestras intenciones: Nuestras intenciones le dan una validez moral a nuestros actos nuestro mundo externo es el reflejo d nuestro mundo interno.

Brindar atención a nuestros actos: Analiza las consecuencias de tus actos.

Solicitar retroalimentación de otras personas: Tengamos la valentía de exponernos abiertamente y honestamente, sin prejuicios a conceptos de los demás.

Monitorear nuestro lenguaje hablado y corporal: Nuestro lenguaje hablado y corporal denota el instante emocional que estemos atravesando, seamos muy cuidadosos con lo que realmente queremos demostrar.

Juan Fernandez

Lady In Blue

blue

Cuando acudí a su encuentro no pude ocultar el destello que me ocasionaron la luz de sus ojos y la transparencia de su sonrisa, lucía un vestido largo color azul profundo, tenía una larga abertura en su pierna derecha que llegaba hasta la altura de su muslo dejándome deleitar el dulce color moreno de su piel, sus senos estaban perfectamente ajustados a las copas del vestido, su cintura y cadera esculpían el perfecto entorno de su figura, yo recorría con todo detalle los bordes de su cuerpo, hasta llegar a sus pies y mirar como quedaban atrapados en sus zapatillas de tacones altos, su  cabello era largo y ondulado de color negro azabache, parecía ser una ventana al infinito universo y mientras brillaba me dejaba ver las estrellas que allí existían.

La fiesta estaba amena y divertida, uno de sus amigo la recibió con un abrazo y nos llevó hasta una mesa adornada por un ramo de azucenas blancas, la fiesta había sido organizada por sus amigos, eran todos ellos unas personas agradables, amables y divertidas, todo era muy sofisticado en aquella fiesta, yo me sentía estar viviendo en otras esferas que mis humilde existencia no me habría permitido conocer, el ambiente la música las risas y el barullo de la gente era un cóctel de sensaciones que te atrapaban y lentamente te iban embriagando.

Hasta que de repente en un instante todo se desplomaba, ella recibió una llamada a su celular, no pude notar quien la llamaba, se levantó de mi lado para atender la llamada, na había dicho una palabra pero lentamente se separaba de la mesa, yo la seguía con mi mirada, pero no podía escuchar lo que decía, la verdad no me importaba, mientras hablaba solo me dedique a admirar su belleza y apreciar el revolotear de sus labios mientras hablaba, con su mirada dirigida al piso pareciendo contar sus pasos.

De pronto y si dar previa señal dirigió su mirada hacia mí, me tomo por sorpresa y nuestras miradas colisionaron con la fuerza y velocidad de un relámpago, su rostro había cambiado, había desaparecido su sonrisa, y sus ojos ya no brillaban… mi corazón sobresaltó de angustia… me resquebraje cuando con voz baja me dijo que debía irse… me pidió que la llevara donde quien fuera hace algún tiempo su novio, por cierto el tipo era un completo imbécil, y aunque quede en total incertidumbre, no dije nada solo corrí a atender tu solicitud, fuimos hasta mi carro, aquel idiota había arruinado la noche, no dijimos una sola palabra, tampoco nos despedimos, ella bajo del vehículo, creo que quiso despedirse, pero no fui capaz de mirarla nuevamente así que ella cerró la puerta y se marchó.

Juan Fernandez

EL AMOR

5

El ser humano está compuesto de cuerpo, mente y alma, y cada una de estas dimensiones representa el universo, la mente está representada por ideas y pensamientos, el cuerpo representado por los elementos físicos de la naturaleza, el alma representado por el espíritu, ahora bien, el amor es la capacidad de los seres humanos para aceptar las manifestaciones del universo en un lenguaje inexistente.

El amor es íntimo, único y propio de cada ser, nadie podría definirlo, se perdería en lo difuso, sublime y subjetivo de sus manifestaciones, es la aceptación del otro ser, armonía de semejanzas y diferencias, estado de vibración armonioso que carece de imperfectos, creando empatía  del vivir y sentir en las partes hasta alcanzar la unidad. El amor es abstracto, y tiene vida propia, nace en lo profundo de nuestro ser para brindar a persona animal o cosa, es un estado evolucionado del primitivo instinto de supervivencia, instinto que mantenía a los seres humanos unidos ante las amenazas, asegurando la continuidad de la especie humana mediante la reproducción, constituye la mayor fuerza del ser humano y en consecuencia el amor existe en distintas formas.

El amor como un sentimiento de atracción hacia una persona desde el deseo pasional y de intimidad del romance emocional  y sexual, fundamento para la selección de la pareja de convivencia y que se formaliza con el matrimonio, para abrir nuevos espectros del amor  familiar y fraternal de los existentes y por existir integrantes de la familia.

El amor por la filiación de ideologías artísticas, científicas, filosóficas o religiosas, como el amor que une espiritualmente a fieles creyentes de una misma fe.

El amor por las cosas materiales existentes del mundo, una obra de arte, una historia, un poema, una canción, incluso se es posible amar el esmero con el que se realiza una tarea.

Mi buen amigo lector, es lo más que puedo decir respecto al amor, está en ti identificar y reconocer tu verdadero amor para satisfacción propia de tu ser y estandarte en las batallas de la vida diaria y tortuoso camino hacia la felicidad.

Juan Fernandez

Ven, te invito a Cartagena 

Ven, te invito a mi bonita Cartagena…. Sería lindo poder compartir una hamaca
contigo, junto al mar, debajo de un bohío de palma, con el confort de la cálida brisa, mientras escuchando tu voz en una trivial conversación, con el somnoliente sonido de las olas del mar, conciliar yo el sueño, hasta que morfeo me acoja en su morada mientras me sigue tu compañía.

Juan Fernández