Estaba tan buena, que no pude resistir la tentación de meter mis dedos entre sus paginas.

Anuncios